Ver Mensaje Individual
Antiguo 13-05-2017, 00:40:21   #1609
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Luego de limpiar, barrer y ordenar me fui a casa, cansado como una vaca y cubierto de mugre de la cabeza a los pies, solo queriendo tomar una ducha. Cuando llegué me encontré con Jinx, el gato más flojo del mundo, más incluso que Garfield, remoloneando sobre mi lado de la cama. Ni siquiera se percató de mi presencia. Ah…Pairoa… esta sí que es vida! Parecía decirme. Me reí de buena gana y me metí a la ducha.



El domingo siguiente me levanté temprano y salí a correr con los perros en la primera mañana fresca que recuerde desde el principio del verano. Usualmente los cambios de estación son muy dramáticos en San Felipe, y los primeros árboles en perder las hojas ya habían empezado a mostrar sus ramas desnudas. El otoño estaba ad portas.



Hice un montón de trabajos domésticos atrasados y luego invité a Carmen a almorzar a la costa. Fuimos en la Super Teneré. Bien. La temporada de playa ya estaba oficialmente cerrada pero aún había mucha gente jugando con las olas y tomando el sol. El día estaba espectacular y volvimos muy tarde. Como siempre, fue un muy buen paseo.



Durante la próxima semana seguí sacando óxido y recubrimiento de los bajos de la cabina, y era tan duro como lento. Después de mucho trabajo aún había mugre que sacar. Desafortunadamente tuve mucho trabajo extra, trabajo remunerado del güeno, y tuve que ir a Santiago dos veces por otras razones y no tuve mucho tiempo para seguir en el taller con la limpieza.



La vida es extraña… y fantástica a la vez, y no hay coincidencias, como saben. Alguien vino a Carmen buscando ayuda, con un pequeño gato que habían encontrado en la calle en sus manos. Era muy parecido a RunRun y… ya saben… Carmen se quedó con él sin siquiera pensarlo.

Les presento a Gotye, la nueva llegada. Una hembra albina, de un mes más o menos, completamente sorda y adorable. Tenía una infección ocular también aunque se pasó fácilmente con el tratamiento apropiado, y la pandilla en casa le dio una cálida bienvenida.





Al sábado siguiente Edie le dio los últimos retoques al frente de la cabina mientras yo me empecinaba contra la mugre y las posiciones incómodas bajo la misma. En algún momento estuvo listo el frente y se imprimó tanto el frente como el interior de la cabina. Dejamos el piso para después. Se veía bastante bien, pero el imprimante aumentó las pequeñas imperfecciones y detalles que reclamaron a Edie un poco más de atención.

Cuando terminó con el asunto de la masilla se metió debajo de la cabina a ayudarme un poco. Como es bajito y chiquito no tuvo muchos problemas en acomodarse y removió un buen poco de material de recubrimiento viejo bajo el piso del conductor.

pairospam está offline   Responder Con Cita