Ver Mensaje Individual
Antiguo 18-07-2013, 16:26:31   #1045
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Mientras el tornero se afanaba en tornear a medida cada uno de los bujes, todos diferentes dependiendo de qué lado y de qué brazo se trataba, yo me fui a cachurear para matar el tiempo entre los desechos de la maestranza y resulta que me encontré con una plancha a medio oxidar de acero de 8 milimetros con múltiples agujeros con hilo. Resultó ser una plancha de T1 que afirmaba una serie de herramientas y que llevaba varios años dando tumbos por ahí. La pedí como contribución al proyecto y Verardo me la regaló sin pensarlo. Le consulté al cortador si me la podía trozar una vez que la marcara y como toda respuesta me pasó su tiza, luego ajustó el pantógrafo y con sendos sopletazos cortó el trozo perfecto para la base del winch con apenas un agujero en el centro. Como ya he dicho un par de centenares de veces, las coincidencias no existen.




Tampoco alcanzó Pimentel a terminar los famosos bujes esa tarde así es que me llevé la placa de acero al Montero y con ella cual trofeo de consuelo llegué al taller a joderla de nuevo con el winch. Hice las mediciones y marcas pertinentes y emparejé los bordes con el esmeril angular. La placa tenía hasta mi nombre escrito en ella.



El tornero hizo su pega sin que yo lo picaneara durante la mañana del otro día así que apenas llegué a la maestranza pude tomar la barra con sus soportes y subirla al Montero para traerla de vuelta al taller después de varios meses de tramitaciones y penas. Casi no podía aguantar las ganas de soldarla a los yugos! Cuando le pregunté a Verardo cuánto le debía por los trabajos me miró con su típica sonrisa socarrona y me dijo: Después arreglamos! Grande, Verardo.

Por supuesto, soldar los soportes no tendría nada de fácil ya que había que alinear y preparar todo antes de poder soldar con propiedad. Unos cuantos trozos de alambre mantuvieron el pesado fierro en posición mientras procedía a la marcación de los perfiles a hacer coincidir. Luego, unos cuantos cortes y rebajes con la esmeriladora angular y, con la misma herramienta, una pulida de la pieza y el biselado de los bordes a enfrentar y soldar, lo que tomó también un buen poco de tiempo.







Pinché los soportes a cada lado y luego me fui ya que se había pasado olímpicamente la hora y las caras de hambre arreciaban. Me daba la impesión de haber avanzado años luz en los trabajos. Bien.


Última edición por pairospam fecha: 21-07-2013 a las 15:06:48
pairospam está offline   Responder Con Cita