Ver Mensaje Individual
Antiguo 12-11-2014, 02:35:12   #1270
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Pero la vieja Roma no es solo mármol y arte; cuando dispones de algunos días y un itinerario flexible te puedes dar el lujo de recorrer sus calles y sus pequeños y grandes rincones, y conocer de historias que sorprenden, como la del tipo al que le daba lata caminar hasta el puente más cercano así que se hizo construir un puente propio sobre el Tíber para llegar más rápido a sus jardines, que estaban precisamente frente a su palacio. Y todo esto en el año del culo. Bien. Muchas, muchas cuadras y muchas, muchas historias.





Ah. El Vaticano. Hmm… También hicimos la cola de los giles para entrar a conocerlo por dentro. Yo ya había estado allí antes, pero Carmen no. Ambos derramamos unas lágrimas al comprobar lo grandioso y apoteósico de la majestuosidad de la arquitectura y el arte erigido por y para los Papas, en nombre de alguien más, creo, y por lo poco que se atenía todo aquello a las pocas y simples palabras de Él. Mal, EMHO. Vale la pena entrar, pero creo que ya no lo haré más.





Antes de continuar viaje hacia el norte fui a buscar el auto arrendado previamente por internet. Una vez hecha la cola y las presentaciones de rigor el empleado me devolvió muy amablemente los documentos haciéndome notar que mi carnet de conducir había expirado hacía diez meses. Plop. No auto, no moto, a lo más bicicleta. Cómo tan gil.

Carmen se echó a reir cuando le conté y encogiendo los hombros dijo: Bueno, en tren entonces!

Si uno ve los trenes europeos la verdad es que la perspectiva no resulta para nada desalentadora, así es que me reí también.



Con nuestras pilchas a cuestas partimos a nuestro destino siguiente a 240 kilómetros por hora, en segunda clase, naturalmente. Florencia. Hace casi veinte años viví allí por un año y medio. Mi antigua amiga Fabrizia, su esposo Fabio y sus suegros nos recibieron y nos trataron como reyes y nos llevaron a su casa en un lugar de ensueño en las colinas lejos y por sobre la ciudad.



Florencia. Me encantan sus callecitas, sus edificios y sus persianas, la catedral y su domo que no caben en una sola foto y el puente viejo o Ponte Vecchio, quizás uno de los paisajes urbanos más hermosos del mundo. Pero creo hay que ir allí para sentirlo realmente.





pairospam está offline   Responder Con Cita