Retroceder   TwistedAndes > Off Topic > Camping Offroad

Camping Offroad Equipamiento, consejos, ideas, y todo lo necesario para acampar en las salidas offroad.

Respuesta
 
Herramientas
Antiguo 25-08-2016, 00:29:27   #1531
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

De una de las cañerías viejas rescaté una pieza de cobre y le adapté los conectores. Así se completó el circuito hidráulico para el cilindro actuador del embrague. Parecía todo en regla.



Y, de la misma lista que no existía en realidad, lo siguiente era el chupador del tanque de combustible, o como se llame la cuestión. Tenía dos, pero ninguno estaba completo así que tomé piezas de ambos, limpié, desabollé y dejé uno solo casi-bueno. Iba a necesitar el flotador del tanque original de la Merkabah para poder hacerlo funcionar y tener lectura del nivel de diesel. Hmm… tendría que preocuparme de eso más tarde.





Cuando tuve un poco más de tiempo seguí con la cosa y agarré la bomba hidráulica del levante de la cabina, sumida en un eterno letargo. Había sido reparada hacía meses por otros y la soldadura era por demás fuerte, pero imprecisa. Un poco de lija en plano, algo de esmerilado, y las cuatro orejas quedaron parejas para apernar. Luego, el clásico tratamiento de belleza y la bomba brillaba a la luz del flash. Sí, se había hecho tarde… para variar.




Las piezas interiores siguieron la misma suerte y luego volvieron a su caja a esperar por los o’rings nuevos.



En su nueva ubicación la bomba tenía suficiente espacio para estar y para ser usada, aunque había que hacer un poco a un lado las mangueras para poder aplicar la palanca. Nada mal, después de todo, además de que me agradaba el tener un poco más a mano la bomba respecto de su disposición original.



De lo que puedo recordar, agarré las cañerías del circuito hidráulico del levante de la cabina, las que colgaban del techo del ático, y jugué un poquito hasta que las curvas y las rectas coincidían con las necesidades de paso, brillando como nuevas, como me gusta que estén.




Luego, en algún momento, salí a conseguir los retenes y los o’rings para la bomba. La empaquetadura estaba algo abusada así que tuve que hacerle una nueva, una lata. Cuando tuve todas las piezas a mano armé la bomba y le di los retoques finales a las cañerías hidráulicas.


Última edición por pairospam fecha: 29-08-2016 a las 00:36:56
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 25-08-2016, 00:42:04   #1532
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Las cañerías quedaron un tanto cortas con la nueva ubicación de la bomba así que sería necesario poner unas mangueras para suplir la llegada hasta la misma.



Saltando entre una cosa y otra de acuerdo al tiempo disponible puse unas pocas líneas de tecalan, pero quedó inmediatamente claro que iba a ser necesario fabricar más soportes para colocar los tecalanes firmemente y de manera ordenada.

Un par de pedazos de fierro de desecho fueron las donantes esta vez, y luego de un par de horas había nuevos soportes para las líneas de aire.



El domingo después de almuerzo, Eduardo obtuvo permiso de su mujer y nos fuimos a dar un paseo de algunos kilómetros. Queríamos ir a un lugar nuevo, un cajón cordillerano muy bonito donde incluso en plena época de ski se puede arrendar un helicóptero para hacer esquí en nieve virgen, pero al llegar no había nadie a quien preguntar y el portón estaba cerrado a machote con sendo candado. Es más, parecía todod completamente abandonado. No había nieve ni terreno muy técnico, pero dimos la vuelta y gozamos igual del entorno y del camino de vuelta a casa. De cualquier modo fue un buen paseo.



Aún no había noticias de los fittings para el aire presurizado, así que decidí seguir con algo que había quedado en el olvido desde hacía tiempo: el escape. El silenciador había sido reconstruido un par de años ha, antes de dejarlo de lado como sucede con casi todo. No pude encontrar la abrazadera original, extraviada desde el último intento de hacer orden, así que decidí hacer una nueva. Encontré un par de piezas del chasis de Repuesto y corté un par de tiras de metal que, curvadas y soldadas apropiadamente, formarían una abrazadera bastante resistente, quizás mejor que la original. Así que empecé a martillar y martillar hasta que ambas piezas estaban listas y luego las soldé. Me encanta el fierro! Es muy entretenido jugar y trabajarlo.





Estaba en esos menesteres cuando un nuevo paquete llegó de Santiago con unos conectores rápidos, un cortador de tecalán y todas las reducciones de 22 a 16 mm que pude encontrar. Terminé de taladrar un par de agujeros de la nueva abrazadera y pre-instalé las reducciones y los niples de los frenos traseros. Completé entonces los circuitos de 12 mm de los frenos y los únicos ítemes aún faltantes eran los collarines de sello, y no aparecían alternativas por ningún lado todavía.




El escape, oh sí. Busqué y encontré los tubos delanteros de debajo de un lote de mugre y polvo y me di cuenta que el diámetro era el mismo de los tubos receptores del silenciador, sin ninguna posibilidad de encajarlos en ellos, hmm…



Última edición por pairospam fecha: 29-08-2016 a las 00:43:47
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 26-08-2016, 20:35:39   #1533
houndour
Senior Member
Top 1000
 
Avatar de houndour
 
Fecha de Ingreso: Sep 2011
Ubicación: Antofagasta
Edad: 33
Mensajes: 1.071
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Estimado Pairoa

Si que haz avanzado!! imagina que la última página que leí era la 149 jajajaja.

El único drama es que las fotos asociadas a la historia de Terral no las veo, estas fotos son de las páginas 153 y 154.

Por lo demás, siempre es interesante leerte! merka de a poco va cerrando el ciclo, ya estas en esa parte en que ya dejaste de subir y de a poco te vas soltando en la bajada, claro que toca enganchar para hacer bien las cosas, pero estoy seguro que ya vas cuesta abajo.

Me intriga cómo harás la célula, estoy esperando ansioso esos relatos.


Saludos y ánimo!!

Camilo Rubilar R.
houndour está offline   Responder Con Cita
Antiguo 27-08-2016, 01:26:34   #1534
DNAngel
Junior Member
Newbie
 
Fecha de Ingreso: Mar 2008
Ubicación: Buin, Chile
Mensajes: 78
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Gracias por el reporte Pairospan, Creeme que el leer todo lo que haces para cumplir tu meta, es muy inspirador para mi, ya que al ver tu proyecto y compararlo con el mio, reculo en que solo son detalles los que me faltan .
Asi que gracias nuevamente por compartirnos tus bitacoras, da muchos animos por si misma.

Saludos!
DNAngel está offline   Responder Con Cita
Antiguo 27-08-2016, 22:03:29   #1535
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

@ houndour y DNAngel: gracias por las palabras de aliento. Queda aún muchísimo por hacer y muy poco tiempo para hacerlo.

Pues bien, un poco de corte, un poco de martillo, un poco de soldadura seguidos de el clásico esmerilado y voilá… los tubos ajustados estaban listos.



Y, en el intertanto, el joven tornero del taller de mangueras hidráulicas había terminado las mangueras para suplir el circuito del levante de la cabina. Bien.



Eduardo y René estaban trabajando en el ensamble del motor de Terral, y mi cuñado estaba haciendo su pega en forma pausada y meticulosa, como siempre, así que me daba lata molestar con el polvo y el ruido que iban a salir al limpiar los tubos de escape. Estaban cubiertos de una gruesa costra de barro, óxido y aceite petrificado.



Hice un intento de sacar la mugre usando herramientas manuales pero era muy fome, lento y pesado. A la mier… agarré los tubos, la grata de copa metálica, el esmeril angular y me fui para afuera, a la calle, y cerré los portones.




Cuando terminé, una hora después, los tubos estaban limpios y mis manos adormecidas, pero no hubo reclamos esta vez excepto por quitar la luz del sol al cerrar los portones. Bien también.

Por lo que pudiese valer, y para no perder la costumbre, le di una mano de pintura de alta temperatura a las piezas y las dejé en paz por un rato. Luego, limpié las abrazaderas y los pernos y también los pinté. Qué hay del silenciador? También le prodigué algo de amor y un poco de pintura.




Por esos días el armado del 6-en-línea proseguía calmadamente hasta tarde, pieza por pieza. René, naturalmente, quería que estuviese listo en seguida pero Eduardo podía dedicarle solo algunos momentos en el día, y ese era el trato, así que tenía que conformarse y tener paciencia.



Un problema de verdad se me presentó al inspeccionar por enésima vez el tubo de escape trasero. Estaba abollado al extremo y su lúmen reducido a menos de la mitad. Lucía, además, cicatrices de múltiples previas lesiones y reparaciones. Ma caía bien el pobre pedazo de fierro, no sé por qué, pero al igual que con casi todo lo de la Merkabah le tenía un aprecio algo especial, así que decidí rescatarlo en vez de reemplazarlo.



Lo corté y abrí a lo largo para desabollarlo mejor y lo soldaría después. René me observaba y movía lentamente la cabeza de lado a lado, como suele hacerlo. Por qué pierdes el tiempo en eso Pairoa? Preguntó finalmente. Le intenté explicar que probablemente lograra conseguir a alguien que fabricara el tubo, pero tendría que salir a buscarlo, y buscar el tubo adecuado, y que le diera la curva precisa, con el mismo doblez en el boquete, lo que me tomaría más tiempo que hacerlo yo y no sería ni la mitad de lo entretenido y desafiante. No sé si logré dar a entender mi punto de vista ya que René es tremendamente práctico, pero al final es siempre una cuestión de elección.

Última edición por pairospam fecha: 29-08-2016 a las 00:50:12
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 27-08-2016, 22:12:48   #1536
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Lo cierto es que casi todos en el taller se sonrieron un poco mientras martillaba sin cesar el pobre fierrito, pero mostraron un poquito más de respeto por el trabajo cuando estaba pinchando la tapa del tubo.




Y, finalmente, Edie, el mecánico-pintor ecuatoriano, llegó después de una larga jornada de viaje. Estaba muy contento de volver a trabajar al taller y me iba a ayudar con la cabina tan pronto como Terral saliera del camino. Esas sí que eran buenas noticias.

Ese fin de semana no pisé el taller. Hacía mucho frío, estaba por llover y había mucho que hacer en casa. El domingo por la mañana empezó a llover seriamente y no paró hasta el mediodía del lunes. Bien para las plantas y los árboles, bien para las montañas y para todos, pero siempre hay alguno por ahí que se queja.

Después de mis labores remuneradas del lunes por la mañana, terminé de soldar y esmerilar, y soldar y esmerilar y rellenar y esmerilar de nuevo el famoso tubito. Desafortunadamente la soldadura hizo que se arrugara un poco el maltratado acero, arruinando un poco la belleza de la superficie perfectamente reformada a punta de martillazos. Un detalle irrelevante por demás, pero quería que quedara perfecto. Sí…soy plenamente conciente de mi enfermedad.




Cuando terminé con el tubo de escape reparé las abrazaderas correspondientes y pinté todo. Finalmente todas las piezas del sistema de escape estaban listas… o no? No, realmente no. Me faltaba una de las abrazaderas del silenciador y no me había percatado de ello. Por supuesto, el silenciador necesitaba dos abrazaderas para ir colgado… gil.



Y bueno, como aún seguía sin resultados la búsqueda de los repuestos para los circuitos de aire, seguí trabajando con otros fierros hasta tarde, algunas veces terminando en una amistosa tertulia con café o chocolate caliente a bordo de Terral. Karen y René estaban felices con la nueva distribución interior del living-comedor. Obtuvieron permiso de Eduardo –con una pequeña ayudita, claro- para dormir dentro de Terral en el taller durante los días de trabajo, mientras al camión se lo hacía reflotar lentamente desde las frías y profundas oscuridades del agua salada y la arena del Atlántico.



Y, finalmente, uno de los tipos a los que les pedí me enviasen muestras de los collarines de presión para los fittings de los tecalanes me mandó los que andaba buscando. Eran los correctos, sí, de bronce en vez de aluminio pero los que servían. Estaba muy contento así que le pedí que me mandara un montón. Bien.



Eduardo terminó de armar el motor de Terral e hizo que René lo pintara. Como ya había mencionado, el camión llegó a San Felipe solo de milagro, y el overhauling necesario para repararlo incluyó muchos ítemes. Al desarmar y darse cuenta del desastre René abría cada vez más grandes los ojos, al borde del pánico. Ahora tocaba volver a poner todo en su lugar y hacerlo vivir de nuevo. Mi cuñado estaba, como siempre, absolutamente confiado en el resultado como pueden ver.


Última edición por pairospam fecha: 29-08-2016 a las 00:54:42
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 27-08-2016, 22:23:50   #1537
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Agarré todas las piezas que tenían que ver con el aire comprimido y con el circuito del levante de la cabina y las esparcí sobre el banco, las limpié una vez más y las preparé para pintarlas. Sabía que se estropearían un poco al colocarlas pero iba a ser mucho más difícil si no imposible pintarlas adecuadamente una vez puestas. Además, no quería que se pintaran los tecalanes, ya saben… cuestión de gustos.

Así que… papel, cuidado, paciencia y mucho masking tape. La receta que me tuvo ocupado toda esa tarde sin siquiera estar cerca de terminar, al final. Los clientes regulares del taller pasaban y me miraban con esa expresión divertida en la cara. Hmm…




Un viernes por la tarde, el camión Terral echó a andar su motor. No partió a la primera, como la Merkabah, porque su sistema de inyección requiere de más revoluciones y tiempo para estar listo, pero cuando agarró empezó a ronronear como un gatito, sin vibraciones y con un sonido muy grato. La sonrisa de René no cabía en el taller y la noticia corrió como fuego sobre polvora en Facebook gracias a Karen. Bien por ellos.

Por nuestra parte, Edie y yo cerramos trato con un apretón de manos y al día siguiente nos encontramos temprano en el taller para trabajar. Como Terral seguía allí para terminar con una serie de detalles la cabina de la Merkabah no se podía mover, por lo que nos enfocamos en las puertas. Hacía frío así que nos pusimos manos a la obra rápida y fuertemente para no congelarnos las patitas.



La puerta del lado del copiloto estaba en mejor estado que la del lado opuesto, pero después de unos cuantos cariñitos quedó en evidencia que de todos modos requeriría de una buena manito de gato para dejarla presentable. Luego de desarmarla Edie empezó a desabollarla y los ecos de los martillazos rebotaban por todo el taller.

Una vez terminé de preparar y enmascarar todos los fittings que se me habían olvidado el día previo, y que la temperatura subió a medida que avanzaba el día, apliqué wash primer a todas las piezas. Decidí no usar imprimante sobre los fittings y usar pintura gris de terminación directamente. Debería ser suficiente. Los soportes, sin embargo, sí recibirían el tratamiento completo.




Luego del tiempo requerido le di la vuelta a las piezas y les di unas manos de washprimer, luego le di una mano (de ayuda) a Edie con la puerta y ya era hora de irse.

El domingo siguiente fue un día-de-no-hacer-nada. Bien.

Por la tarde del lunes ya era hora de continuar. Me fui derecho a preparar la cantidad suficiente de pintura gris y luego empecé a rociar las piezas preparadas e imprimadas. Estaba por la tercera mano y aún me quedaba más de la mitad de la pintura. Me da mucha lata perder pintura.

Busqué entre las cajas grandes y encontré el acople de remolque Jost. Lo limpié bien y apliqué en forma generosa la pintura de poliuretano, pero al final aún tenía una buena cantidad de ella en el recipiente de la pistola. Igual se fue un poco de pintura al tacho, con un par de palabrotas dirigidas a mi poca claridad en cuanto a lo que “suficiente pintura” significa.




Estaban por cerrarse los portones para ir a casa cuando Alejandro regresó de un trámite trayendo un paquete de Santiago. Grandioso… los collarines!... Cresta… collarines equivocados!

En efecto, el tipo me envió unos collarines distintos a las muestras que me había mandado primero. No servían, y ya era tarde, oh… Cristo… qué lata.



Última edición por pairospam fecha: 29-08-2016 a las 01:06:21
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 28-08-2016, 12:43:21   #1538
Curricon
Member
Top 500
 
Fecha de Ingreso: Mar 2003
Ubicación: Santiago
Edad: 53
Mensajes: 962
Enviar un mensaje a través de AIM a Curricon
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Pairoa


Muchas gracias por tus palabras a Terral, ya estemos en ruta a partir de este Miércoles ...!!!rumbo sur....
Oye......? Por qué no aparecen las fotos......? Que pasoooo..???
O es ami que no me salen....



Cita:
Empezado por pairospam Ver Mensaje
Un viernes por la tarde, el camión Terral echó a andar su motor. No partió a la primera, como la Merkabah, porque su sistema de inyección requiere de más revoluciones y tiempo para estar listo, pero cuando agarró empezó a ronronear como un gatito, sin vibraciones y con un sonido muy grato. La sonrisa de René no cabía en el taller y la noticia corrió como fuego sobre polvora en Facebook gracias a Karen. Bien por ellos.

Por nuestra parte, Edie y yo cerramos trato con un apretón de manos y al día siguiente nos encontramos temprano en el taller para trabajar. Como Terral seguía allí para terminar con una serie de detalles la cabina de la Merkabah no se podía mover, por lo que nos enfocamos en las puertas. Hacía frío así que nos pusimos manos a la obra rápida y fuertemente para no congelarnos las patitas.



La puerta del lado del copiloto estaba en mejor estado que la del lado opuesto, pero después de unos cuantos cariñitos quedó en evidencia que de todos modos requeriría de una buena manito de gato para dejarla presentable. Luego de desarmarla Edie empezó a desabollarla y los ecos de los martillazos rebotaban por todo el taller.

Una vez terminé de preparar y enmascarar todos los fittings que se me habían olvidado el día previo, y que la temperatura subió a medida que avanzaba el día, apliqué wash primer a todas las piezas. Decidí no usar imprimante sobre los fittings y usar pintura gris de terminación directamente. Debería ser suficiente. Los soportes, sin embargo, sí recibirían el tratamiento completo.




Luego del tiempo requerido le di la vuelta a las piezas y les di unas manos de washprimer, luego le di una mano (de ayuda) a Edie con la puerta y ya era hora de irse.

El domingo siguiente fue un día-de-no-hacer-nada. Bien.

Por la tarde del lunes ya era hora de continuar. Me fui derecho a preparar la cantidad suficiente de pintura gris y luego empecé a rociar las piezas preparadas e imprimadas. Estaba por la tercera mano y aún me quedaba más de la mitad de la pintura. Me da mucha lata perder pintura.

Busqué entre las cajas grandes y encontré el acople de remolque Jost. Lo limpié bien y apliqué en forma generosa la pintura de poliuretano, pero al final aún tenía una buena cantidad de ella en el recipiente de la pistola. Igual se fue un poco de pintura al tacho, con un par de palabrotas dirigidas a mi poca claridad en cuanto a lo que “suficiente pintura” significa.




Estaban por cerrarse los portones para ir a casa cuando Alejandro regresó de un trámite trayendo un paquete de Santiago. Grandioso… los collarines!... Cresta… collarines equivocados!

En efecto, el tipo me envió unos collarines distintos a las muestras que me había mandado primero. No servían, y ya era tarde, oh… Cristo… qué lata.




Me hubiese deprimido si no hubiese sido por la invitación de Karen y René a cenar fuera. Terral salió a dar una vuelta, la primera después de la cirugía mayor, y René quedó encantado con el andar del camión luego del arreglo, de las modificaciones y las mejoras hechas por Eduardo, y lo metió en terreno rudo para probar bien cómo andaba. Karen también estaba feliz y por ello la invitación a celebrar. Comimos sushi, para variar, en el único local abierto la noche del lunes. Perdón por la calidad de la foto, pero estábamos contentos igual.




“Si quieres algo bien hecho debes hacerlo tú mismo”. Sabias palabras. Apenas terminé mis deberes contractuales, incluida la preparación del almuerzo, agarré la Africa Twin y me fui a Santiago, directamente a la tienda para devolver en persona los collarines que no eran.

En resumen, había ocurrido un error al inicio de la cadena de distribución y los collarines que llegaron de China o de no sé dónde no eran los que se suponía que tenían que llegar, pero lo hicieron, y con el mismo código. Así, el error de uno fue la bendición para un pobre y humirde servidor, y aproveché de llevarme un buen lote… por si acaso.

Llegué tarde a casa, pero feliz. El haber sido envuelto por el caos vespertino del tráfico de la gran ciudad no le quitaba brillo a los collarines sobre la mesa, y menos con una deliciosa taza de té con miel al lado. En todo caso, si no fuese por la Africa ni siquiera pensaría en ir por allá en día de semana.



Al día siguiente, jueves, terminé con el cuento de la pintura, lo que llevó todo el día. El viernes, que usualmente es cuando más tiempo tengo para jugar en el camión, me tuvieron muy ocupado algunos asuntos en el trabajo así que no alcancé a hacer mucho. El sábado, sin embargo, Edie y yo nos juntamos de nuevo temprano en el taller y trabajamos duro hasta entrada la tarde. Le ayudé con el desabollado de las peores zonas de la puerta y luego tapé con soldadura los agujeros hechos para tirar de la chapa con el extractor hecho en casa.




Saben qué es más latero que enmascarar las piezas para pintar? Sacar la cinta de enmascarar una vez pintado. Una lata, lata.

Mientras yo retiraba a pedacitos la cinta, Edie manejaba con pericia la aplicación de la masilla que luego iba reduciendo poco a poco con lija hasta practicamente llegar a la lata.



No pude avanzar mucho por mi parte, pero algo alcancé a hacer igual. Debido a su obsesión maniacal con el lijado y los detalles, edie alcanzó a terminar solo una de las caras de la puerta y yo la rocié con washprimer para evitar que se oxidase con la humedad ambiental. Se veía bien, la puertita.

Curricon está offline   Responder Con Cita
Antiguo 28-08-2016, 17:51:37   #1539
DNAngel
Junior Member
Newbie
 
Fecha de Ingreso: Mar 2008
Ubicación: Buin, Chile
Mensajes: 78
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Cita:
Empezado por Curricon Ver Mensaje
Pairoa


Muchas gracias por tus palabras a Terral, ya estemos en ruta a partir de este Miércoles ...!!!rumbo sur....
Oye......? Por qué no aparecen las fotos......? Que pasoooo..???
O es ami que no me salen....
Yo tampoco veo las fotos xD pense que me pasaba a mi nomas, por eso no pregunte

DNAngel está offline   Responder Con Cita
Antiguo 29-08-2016, 01:09:39   #1540
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.050
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Ya.

Estos tales por cuales de Google cambiaron los formatos de Picasaweb y ahora cada foto tiene un código de no sé cuantos bits y como cien millones de caracteres de definición de la dirección. Un desastre que obliga a poner menos fotos por página.

En fin. Ya lo corregí. Pa'qué les cuento la paja...

Saludos.

Pairoa
pairospam está offline   Responder Con Cita
Respuesta

Compartir en Redes Sociales

Herramientas

Normas de Publicación
Tu no puedes publicar nuevos temas
Tu no puedes publicar respuestas
Tu no puedes adjuntar archivos
Tu no puedes editar tus posts

Codigo BB is habilitado
Las caritas están habilitado
Código [IMG] está habilitado
Código HTML está deshabilitado

Saltar a Foro


La franja horaria es GMT -3. Ahora son las 11:51:41.


Powered by: vBulletin, Versión 3.8.11
Derechos de Autor ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.
Copyright Twisted Andes. Todos los derechos reservados.