Retroceder   TwistedAndes > Off Topic > Camping Offroad

Camping Offroad Equipamiento, consejos, ideas, y todo lo necesario para acampar en las salidas offroad.

Respuesta
 
Herramientas
Antiguo 08-10-2013, 22:07:08   #1121
Nigel Moleker Castro
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Jul 2007
Ubicación: SANTIAGO
Mensajes: 1.822
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Amigo Pairo:

Si la Merkaba te corresponde el amor que le estás dando en tan dedicada restauración, no tengo duda que te hará el hombre mas dichoso del mundo.

Saludos

Nigel
Nigel Moleker Castro está offline   Responder Con Cita
Antiguo 09-10-2013, 01:32:49   #1122
Hilux Surf-Vigo
Senior Member
Top 5000
 
Fecha de Ingreso: Dec 2004
Edad: 26
Mensajes: 5.590
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Creo que tengo por ahí las medidas para las lainas de ese eje delantero.
Hilux Surf-Vigo está offline   Responder Con Cita
Antiguo 09-10-2013, 10:30:31   #1123
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.049
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Nigel: amor... solo amor.

Alberto: toda ayudita es bienvenida, como siempre.


Saludos.


Pairoa
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 13-10-2013, 21:56:02   #1124
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.049
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Hola a todos:

Algunas pocas novedades con el proyecto en estos últimos días.

De vuelta en el taller hice un par de intentos de soltar la maza del cubo pero sin mayor recompensa. Agarré entonces el combo y le di a los pernos de rueda hasta que salieron, arrastrando el óxido y la mugre que unía porfiadamente las piezas. Tendría que reemplazarlos todos después de tanto machuque pero no tenía otra opción dadas las circunstancias.



Una vez fuera el cubo solo fue cosa de sacar el engranaje con el dentado interior, sin quedar embetunado entero y sin romper la golilla dentada de seguridad, y el muñón quedó al descubierto. Bien.





Eduardo, mi cuñado/hermano/guía, me ayudó con los golpes precisos para soltar el terminal de dirección de la barra y ya era hora de ir a casa, de nuevo. Como soy porfiado, intenté soltar yo el terminal que une el brazo de dirección a la caja, pero por más que le di y le di no hubo caso y no se soltó. El que sabe… sabe.



Al día siguiente, el taller recibió unas visitas inesperadas mientras yo estaba en el trabajo; unos inspectores de la SEREMI de Salud cayeron de sorpresa a fiscalizar cómo estaba funcionando el taller, fundamentalmente en lo que respecta a la seguridad de las personas, y el rincón de trabajo de la Merkabah no resultó muy bien evaluado. Se resaltaron cosas básicas con las que yo me había acostumbrado a convivir pero que no eran muy recomendables, como por ejemplo el hecho de que el corredor al costado del camión estuviese atiborrado de piezas y partes y no quedara espacio para circular holgadamente y que no hubiese, por ejemplo, adonde escaparse si en la maniobra de cambiar una rueda ésta se le viniese encima a uno. No les gustó que la cabina estuviese afirmada con una cuerda de una viga del segundo piso y con un pedazo de tubo improvisado. Tampoco aprobaron el arenado, aunque pusiera una “cámara” plástica. En fin, cosas absolutamente evidentes y concretas y con las que, en realidad, estoy plenamente de acuerdo. Se hicieron observaciones también en el resto del taller y en un gesto grandioso los inspectores dieron un plazo de un mes para corregir los detalles y luego, si no se lo hacía, pasarían una infracción con una multa bastante pesada.



Ante estas noticias nos pusimos a pensar qué hacer con Eduardo y decidimos que la Merkabah tendría que irse a otro lugar donde se pudiera trabajar más libremente, con la posibilidad de hacer una cámara más sólida y hermética para arenar y eventualmente pintar. El problema era que ya había desarmado los cubos y las mazas delanteras y no los armaría hasta tener los repuestos y reparaciones necesaria listas. Ya teníamos elegido el lugar pero había que acelerar el proceso de restauración, y ese sí que era un problema. Pensamos también en un plan B y en un plan C, por si acaso.

Esa tarde entonces, me dediqué sin pausa a desarmar el muñón del lado del chofer, aunque primero agarré a combazos los terminales de dirección hasta que los solté. Ja.

El brazo de dirección inferior dejaba ver perfectamente el estado de descuido permanente al que había sido expuesto quizá por cuanto tiempo y, luego de unas cuantas maniobras, el horror fue mayor al ver cómo se encontraba el interior, por el que alguna vez, probablemente en la fábrica en Tüttingen, había pasado un poco de aceite lubricante. Esa especie de moneda de al lado salió de adentro pero no me aparece en el catálogo. Quizás era lo que quedó del tapón del pivote inferior del muñón, el que a su vez mostraba también su olvidada y oxidada desnudez.






La verdad es que todo tenía una apariencia lamentable, y la homocinética no era la excepción, con una mierdecilla dura rabiosamente pegada a la carcaza y a las crucetas. Para qué hablar de las crucetas mismas, si ya se imaginarán que las cuatro estaban pidiendo perdón hacía tiempo y el cambio era justo y necesario.

pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 05-11-2013, 23:24:59   #1125
Hilux Surf-Vigo
Senior Member
Top 5000
 
Fecha de Ingreso: Dec 2004
Edad: 26
Mensajes: 5.590
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Pairo

Cual era tu mail? no lo pude encontrar para mandarte lo del diferencial delantero.
Hilux Surf-Vigo está offline   Responder Con Cita
Antiguo 06-11-2013, 09:21:54   #1126
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.049
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Hola Hilux:

El correo es pairospam@gmail.com

Saludos y a la espera de la información.


Pairoa
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 04-12-2013, 12:22:41   #1127
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.049
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Hace tanto tiempo que no me aparezco por estos lares que tuve que ir a buscar el thread (cómo se le dice a esta cosa en español?) en la segunda página.

Bueno… han pasado unas largas semanas y no me he detenido a pintar más monos con esta historia. Tuve visitas, tomé unas cortas vacaciones, y estoy con un problema de salud que me impide proseguir con los trabajos de restauración de la Merkabah, al menos por ahora.

Quedamos en que estaba desarmando los muñones de dirección, no? Bueno, luego de otro poco de maniobras también salió el brazo de dirección superior y oh, sorpresa… había algo parecido a aceite adentro! El pasador estaba lubricado! No preguntemos el año de expiración marcado en el envase del aceite, eso sí.




Pero desgraciadamente el tiempo y el óxido habían hecho su obra y tanto los pasadores como los bujes no se movieron ni una micra y no hubo caso de sacar el muñón, bloqueado al igual que el del lado derecho.

Las alternativas para sacar los pasadores y los bujes eran varias pero había que preocuparse de preservarlos en caso de que no consiguiera los repuestos a tiempo para mover el camión a otro lado, o sea, no se podían sacar aún ya que estaban tan pegados que cualquier maniobra dejaría su huella.

Un río de sueltapernos les cayó encima a los pivotes, esperando que ayudara en algo pero, como dije antes, sin mucha fe. Arreglé las cosas y me fui a casa, solo. Ya todos se habían marchado.

El vendedor de Kaufmann, como nunca, respondió al correo pocos minutos después de haberle solicitado la cotización de los juegos de reparación de los pivotes y bujes. Como nunca también se me cayó el culo con el precio, sin IVA, of course. Solicité ayuda a un par de distribuidores alternativos nacionales sin mucho resultado y a un contacto en Alemania, y solo me quedó esperar a que me contestara.

Llegó la tarde y partí al taller con la idea de pasármela alegremente lavando piezas, y así fue. Una lata en realidad, especialmente los cubos y las mazas, llenas de aceite viejo y mugre pegados y duros. Quedé medio volado pero avancé al menos otro poco.





Lo que siguió fue otra tarde lavando piezas con gasolina; esta vez fueron las calaveras con el brazo de soporte del pulmón de freno. Solo me dediqué a ellas y una vez di por terminado el lavado ya no me quedó tiempo para hacer más.

Mi contacto en Alemania (Bond… Pairobond) me respondió que estaba en una capacitación y no me podría averiguar nada hasta mediados de la semana siguiente, pero al menos ya sabía que me podría ayudar.

Otra buena noticia fue el envío, por fin, del kit de control de inflado y desinflado de neumáticos de René Larraguibel desde Francia. Estaría en Chile en unos pocos días y luego habría que instalarlo. Bien.

Como habrán de suponer, si han seguido las peripecias de esta historia un tanto estancosa, lo que cabía y cabría hacer por un tiempo más o menos largo es lavar, lavar y preparar las demás piezas recién desarmadas para repararlas y eventualmente imprimarlas para luego volver a colocarlas. Así que de nuevo me pasé un par de horas sacándo óxido y caca pegada la mañana del sábado. La chicharra de freno estaba particularmente inmunda, pero solo era cosa de recordar cómo estaban las chicharras traseras y cómo habían quedado después del amor para que me dieran ganas de seguir raspando y sacando la grasa añeja de las estrías. La misma historia con las tapas interiores de los tambores, oxidadas más que solo un poco y, además, candidatas a desabolladura.




La verdad es que no entiendo esto de tener una máquina fina y extraordinaria y darle como caja sin ningún cuidado ni preocupación hasta prácticamente matarla. Lo que yo estoy haciendo es algo extra-ordinario, se entiende, y que trata de recuperar lo casi fenecido, pero no creo que la mantención periódica y regular de un camión sea una tarea de tal magnitud que te haga perder la plata que puedas ganar con él. Quizás es solo una reflexión al aire porque nunca he tenido una empresa de camiones y quizás las “épocas de chacales” sean parte del devenir de todas ellas en un momento determinado pero… por favor!

Se nota que estoy picado, no? Debe ser este amor por los fierros viejos. Mis excusas.

Como había contado antes, esperaba con los dedos cruzados a que llegaran los repuestos para la reparación de los muñones de dirección desde Alemania, cortesía de otro loco de camiones de expedición todoterreno. Aunque nada hacía prever algo malo, yo estaba preparado para lo peor.

En una de esas cosas de locura se me ocurrió ir a visitar a mi padre a Melipilla a conocer su última casa, construida por él mismo, y a toda costa quería que viera las baterías que se había traído desde donde un conocido para ayudarme con el proyecto. Me había dicho que eran de 75 amperes así que le había agradecido el tiempo, la energía y las intenciones pero no me servían porque necesitaba baterías del doble de potencia para el banco de la Merkabah. Insistió así es que fuimos al garaje y OMG!.. fui gratamente sorprendido por cuatro baterías de 155 amperes, prácticamente nuevas. Las agarré sin más y las cargué arriba del auto de mi padre y le pedí que apenas pudiese las llevara a Santiago. Yo andaba en la moto.

Un par de días después Carmen y yo fuimos a Santiasco por otras razones y aprovechamos de pasarlas a buscar y nos las trajimos a San Felipe. Bien.




Todos estábamos algo preocupados porque nadie sabía hasta entonces cuál era el estado de carga de las baterías, perouna vez en el Taller Eduardo las probó y resultó que estaban a plena carga. Bien. Solo faltaban otras cuatro como aquellas y el banco de baterías de la Merkabah estaría completo. Puestas al lado de las baterías amarillas de 105 amperes las grises parecían gigantes; esa era la razón por la que mi espalda las sintió tan pero tan pesadas. Conocía exactamente las dimensiones y el peso del modelo, pero levantarla con las manos es una cosa totalmente distinta. Hmmm…

pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 04-12-2013, 12:50:49   #1128
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.049
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Continué reorganizando el espacio de trabajo, en lo que me entretuve un buen rato vaciando y llenando cajas con partes y piezas para mostrar a los inspectores que estaban tratando con un buen ciudadano. Erigí de nuevo los muros de cajas y puse las piezas grandes tan lejos o tan debajo del chasis como pude para despejar el entorno del camión. Luché denodadamente contra amenazadoras y enormes arañas y contra toneladas de mugre y polvo.




Otra novedad fue que decidí buscar ayuda, si no, terminaría con suerte el 2026. Contraté entonces a Don Edison, un pequeño pero energético hombre del Ecuador que trabajaba como mecánico con Eduardo en el taller pero que tenía predilección por la desabolladura y la pintura y el trabajo en fibra de vidrio. Me ayudaría los fines de semana.

A la mañana siguiente nos reunimos algo temprano para ser sábado y nos dedicamos a trabajar los tapabarros, lo que sería nuestro primer empeño. Estaban en mal estado, como recordarán, y Edison los machacó duramente. Cuando las piezas lo requerían yo soldaba con la MIG las porciones rotas o rodadas de la chapa y luego las afinaba con el esmeril angular para dejarlas más o menos listas para el trabajo de enmasillado.





Entre suelda y suelda, construí un soporte decente para mantener la cabina inclinada en forma segura. Usé un par de fierros que recogí de cajas de desechos y también una cansada y gastada grata de copa cual cabeza del soporte. Resultó bastante bien para mí, a pesar de haber sido hecho con basura.



Nos pasamos la mañana entera arreglando los tapabarros. Los llevaría luego a arenar al famoso lugar de arenado en las afueras de San Felipe. Sí… lo sé… pero no tenía ni ganas ni tiempo de hacerlo yo en el taller, y los inspectores podían presentarse en cualquier momento.

Después de una breve pausa para el almuerzo nos fuimos ambos a la pisadera del lado del piloto. Después de aplicar un poco de fuerza mecánica con la gata para enderezarla yo tomé el escalón oscilante y Edi la caja-escalón. Sucesivamente la tuvo que desarmar para poder desabollarla mejor, como yo hice con la pisadera contralateral en su momento.



Desabollé y reparé la bendita pisadera superior, solo para encontrar después que la que había guardado del nunca bien ponderado Repuesto estaba en mucho mejor forma, y estaba allí, esperando para reemplazarla desde hacía un par de años.




La pisadera inferior ya había sido reparada en forma pesada y fea y le habían agregado placas y fierros de construcción soldadas a macho a la placa perforada de base. Los pasadores eran historia y los tristes sucedáneos ocupaban sus lugares.


Última edición por pairospam fecha: 04-12-2013 a las 13:07:56
pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 04-12-2013, 13:05:48   #1129
pairospam
Senior Member
Top 1000
 
Fecha de Ingreso: Sep 2009
Ubicación: San Felipe
Mensajes: 1.049
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Decidí preservar tanto como fuera posible la forma y las piezas originales así que corté y esmerilé un montón y usé la MIG y unos trozos de chapa que encontré por ahí para reconstruir algunos aspectos olvidados de la pisadera. Tuve que martillar seriamente el fierro para enderezarlo. Un culo.

Edi y yo martillamos y martillamos y ambos logramos un nivel aceptable de desabolladura de las piezas. Se fue a las seis en punto y yo me quedé en el taller, acompañado por Carmen y Eduardo que vinieron a terminar una propuesta que tenían que presentar a la semana siguiente.





Con un poco de ayuda levanté la cabina y cambié el tubito previo por el soporte recién salido de fábrica. Bien.



Terminé con mis piezas, no completamente feliz, y tomé las que Edi había preparado. Había hecho un buen trabajo, pero se necesitaba, según yo, un acabado un poco más fino.



Así que el obsesivo de Pairoa continuó martillando milímetro a milímetro las piezas grandes y las piezas chicas hasta que ambos hermanos lo sacaron a patadas del taller cuando afuera brillaban las estrellas, a las diez de la noche.

Y adivinen qué hice la próxima tarde que fui al taller… sí… seguí trabajando en la pisadera, tratando de hacer que cada componente luciera mejor y mejor. Reparé una serie de roturas y grietas de la chapa y rellené agujeros, pero su estado era tal que, no importaba cuánto martillara, la masilla jugaría un rol importante en el acabado final. Pero, a pesar de todo, el trabajo fue bastante satisfactorio.




Llevé los tapabarros a arenar y traté de hacer un trato directo con el viejito que casi se ahogaba debajo de su traje de protección, pero el ruido del compresor y del chorro de aire y arena era tal que apenas le entendí que fuera a buscar las piezas en un par de días.

Lo que siguió fue el consabido lava, limpia, raspa y saca brillo a las piezas y partes de los componentes de maza y frenos de los ejes delanteros. Como el estado era calamitoso calamitosas quedaron las herramientas y las gratas y calamitoso estaba el operador luego de tener que lidiar con la mugre y el óxido, como siempre. Sin embargo, pernos, resortes, tuercas y una calavera dieron las gracias.



pairospam está offline   Responder Con Cita
Antiguo 04-12-2013, 14:58:17   #1130
Hilux Surf-Vigo
Senior Member
Top 5000
 
Fecha de Ingreso: Dec 2004
Edad: 26
Mensajes: 5.590
Predeterminado Re: Merkabah: de tolva a motorhome

Los resortes de las balatas es mucho mejor cambiarlos.
Hilux Surf-Vigo está offline   Responder Con Cita
Respuesta

Compartir en Redes Sociales

Herramientas

Normas de Publicación
Tu no puedes publicar nuevos temas
Tu no puedes publicar respuestas
Tu no puedes adjuntar archivos
Tu no puedes editar tus posts

Codigo BB is habilitado
Las caritas están habilitado
Código [IMG] está habilitado
Código HTML está deshabilitado

Saltar a Foro


La franja horaria es GMT -3. Ahora son las 10:32:20.


Powered by: vBulletin, Versión 3.8.2
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
Copyright Twisted Andes. Todos los derechos reservados.